Cortinas de Cristal Corredero abatible

Cortinas de Cristal Corredero abatible

Aumenta los espacios libres y vívelos todo el año

Gracias a la flexible adaptabilidad y la óptica de sus finos perfiles, los sistemas corredero-batientes se traducen en la mayoría de los ámbitos de aplicación en una patente multiplicación del valor útil del espacio y se integran discretamente en, prácticamente, cualquier estructura arquitectónica. Cerrados protegen del viento, de la lluvia, del ruido y el polvo; abiertos franquean el paso a la totalidad de la superficie. Los sistemas se instalan rápidamente y, por norma general, sin necesidad de acometer costosas reformas constructivas. Permiten, además, la creación de las geometrías más diversas.

Gracias a los mecanismos de carrera horizontales es posible desplazar los cristales en cualquier ángulo comprendido entre 90º y 180º. Como el sentido de apertura no es fijo, puede ajustarse como convenga. Permiten la creación de las geometrías más diversas.

Características de las cortinas

  • Protección frente al viento, la lluvia, el ruido, el polvo y el frío.
  • Imagen discreta gracias a los perfiles finos.
  • Apertura total de las ventanas en distintas geometrías.
  • Facilidad de limpieza y manejo.
  • Alta calidad y gran durabilidad.
  • Conexión lateral a la pared por medio de junta flexible sobre los paneles de cristal.
  • Ranuras colectoras para derivar al exterior el agua de la condensación y de la limpieza.
  • Carriles del suelo escamoteables como opción.
  • Ventilación gracias a las ranuras de aireación.
  • Vidrio templado en espesores de 10 mm (seleccionado en función de las necesidades estáticas).
  • Juntas de escobilla dobles con filillo de plástico en la parte superior e inferior de los paneles.
  • Herrajes resistentes al desgaste que no necesitan mantenimiento.
  • Seguridad doble: cristales atornillados y pegados.
  • Doble mecanismo de bloqueo.
  • Reducción del ruido de hasta 11 dB.
  • Cristales de seguridad sometidos a test de termorresistencia.

LA VENTAJA ECONÓMICA Y ECOLÓGICA

Los toldos y screens economizan energía durante todo el año, ya que en verano reducen el nivel de calor que entra en el edificio y en invierno evitan su pérdida. De este modo, el consumo de los climatizadores se reduce, ahorrando en electricidad y evitando mayores emisiones de CO2 a la atmósfera.

Más sobre eficiencia energética